miércoles, julio 23

Me doy cuenta que no sé nada.

De eso me percato cuando las últimas neuronas se me apagan. De que mi cabeza no da para más. Que debería sentarme en un cubículo (ya lo he dicho antes) a realizar una labor mecánica y evitar que mi cabeza deambule por lugares en los que no encuentra ni un espejo en el que reflejar la mirada. Me he dado cuenta de que no sé nada. Ni hablar, ni decir, ni pensar. No puedo construir una idea de lo más elemental. Pregúntame de algo y me quedaré callado. No sé. No sé. Y no voy a entrar en filosofías sobre la sabiduría de entender la ignorancia. Eso es estúpido. Dejen a los griegos con sus pensamientos bajo tierra. El mundo es otro y es el mismo. El mundo es un asco. Los que piensan son acallados por el fusil y los que no, amedrentados por la bayesta. Qué importa pensar. Yo no sé nada. No puedo descifrar el momento histórico, el porqué de aquello y el por qué de lo otro. No tengo palabras, todas las he sacado del diccionario de mi casa y mis andanzas son malabares sin fruto, sin hado. No sé nada hoy, ni ayer, ni mañana. Soy un cascarón vacío en el que el viento hace eco. Fuuuuuu uuu uuu uuu. Fuuuuuuu uuu uuu uuu uuu. ¿Lo ves? Aquí no hay nada: ni reflexiones, ni emociones, ni descubrimientos ni hazañas. Nada, eso es todo, nada. Después de tanto cavilarlo, he descubierto que no sé nada.

2 comentarios:

Serpiente con Sabor a Sandía (S.S.S.) dijo...

Mi niño estaba por dejar un comentario en la entrada de Jordana en Lápices Negros, pero mejor me vine pa´quí, por que allá se armó la de dios es padre... pos sí, así es, tenés que llevarle la contraria a la gente para que te comente, ni modos, saludos y con respecto a esta entrada tranquilo mi niño tranquilo... ya todo se resolverá, regresa a lo básico y escucha a
Real de Catorce y verás que el conocimiento que has obtenido (de tanta literatura) regresará a tí... ya verás que los literatos sirven pa´algo... juarjuarjuarjuar.... que pedos con la verificación de la palabra? cada vez tiene más letras...

Lord Edramagor dijo...

Jajajaja.
Pos así es, allá se armó un desmadre... y acá pos lo de siempre ;)
Pero no hay purrum, hay muchas formas de concebir la literatura y muchas formas de verla, criticarla, analizarla, ensalzarla o menospreciarla.
Yo... jaja.... yo le hago a todo eso. La aprecio, la tiro a la basura, la desprecio o me cobijo en ella... así que por ese lado, vamos bien. En contra de la corriente, haciendo la corriente.
Gracias por pasar por acá. Un abrazo!