martes, abril 21

Dame una canción antes de que salte del puente.

No puedo tomar en cuanta tantas cosas. Como por ejemplo, cuando quise cuajar el cielo con las soluciones a los problemas que no eran míos. La tiza con que dibujé las estrellas se gastó antes de tocar la pizarra negra del cielo y sólo cayeron, como insípida lluvia estelar, los restos dejando un camino que yo no iba a recorrer. Por supuesto, todas las soluciones que no nos competen y que no debimos haber propuesto, son así: quedan como una marca blanca que guía hacia un camino que no hemos de recorrer. Pero no importa, no tiene caso, preocuparse por ellas.
Decía que, tomar en cuenta tantas cosas, es inútil. Como querer dar una explicación científica a la longitud de un verso. Es una cosa que vale el producto de la más pesada digestión e, incluso, menos que eso. Detesto a los enervados que conceptualizan sobre lo inconceptualizable. Acaso, pregunto, al aire pues tampoco tiene caso dirigir a nadie más la cuestión, es necesario enderezar el espinazo para dar con una explicación lógica para una imagen que fue creada, no a partir de palabras -que esas, se crean en el momento- sino de sentimientos, sensaciones, vida, muerte, aliento, uñas comidas, escupidas, levantadas del piso para arañar el aire, o simplemente para tirarlas a la basura; basadas, originadas, germinadas digo, en el filo de una lengua extraña, en la piel atascada entre los dientes, en el vacío de los ojos que no nos miran, en el etcétera contundente que golpea contra las sienes.
Me pierdo, ya lo sé.
Yo sólo estoy aburrido, parado al borde de un puente, esperando que pongas una canción que me guste para que cambie de opinión y, finalmente, deje de mirar y salte.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estar aburrido siempre es la respuesta. Tanto como adquirir la palabra "equilibrio" para evocar o tal vez evadir...
Es de mañana y un montón de aves resguardan en su paja, como queriendo ocultarse para dormir. También están aburridas.

Maa Jachixuch dijo...

"tírate, tírame... antes que nos avienten"

Lord Edramagor dijo...

Ambos dos, gracias.
Una disculpa, tengo que salir a saltar.
Saludos!