lunes, julio 7

Nada qué decir... again.

Tengo las palabras atoradas en la garganta.
En la cabeza.
Tengo cosas qué decir y que no salen.
Así que es como si no tuviera nada qué decir.
El que tenga ojos, que oiga.
El que tenga oídos, que vea.
El que tenga los cinco sentidos intactos, al menos por cinco minutos: por favor, tómeme de la mano, lléveme.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y bien... aquí estoy, dándome una vuelta... hace tiempo que no lo hacía, he de confesarte que no recuerdo exactamente la última vez que pasé por aquí; lo que sí recuerdo, fue haberte preguntado a la primera oportunidad, el porqué Genno Edramagor, por esas fechas fue que caí aquí.

Trataré de hacerlo más seguido, sólo que te recuerdo que eso de la poesía no sé me dá mucho que digamos, ni modo, no todos tenemos esa cualidad. Pero me gusta lo que escribes, jajá.

Biem bonito

Atte.
HADA-ÁNGEL

Calixta dijo...

Mal sintoma, mal sintoma... no tener nada que decir.
Me preocupa el hecho de que lo concienta en su cerebro, me preocupa que teniendo tanto porque gritar se limite a no decir. Me preocupa.

Por cierto, muy refrescante el cambio en el blog... aunque muchas letritas, sólo es cuestión de acostumbrarse, como todo.

Dedicaré esta entrada la bruja que soy hoy... duerme bien.

XOXO

Serpiente con Sabor a Sandía (S.S.S.) dijo...

Niño!!!.... no quedó tan mal la casa, no se queje, que los contrastes verdes antojan la lectura.

Por otra parte, sino salen las palabras, fúmese su cigarro, escuche Real de Catorce, cierre los ojos y platique consigo mismo... La musa llegará, llegará... y sino vámonos a la SC y visitemos a los compás de la sub de comercialización... saludos zapatillescos.... jajajaja.... vale, salud y a escribir.

Genno Edramagor dijo...

Gracias gracias, querido público amable y conocedor.
Pues sí, hicimos los cambios, ya le traía ganas desde hace rato y un error de dedo-click me obligó a acelerarlos, jajajaja.
Y pues ya Calixta que aunque uno no tenga nada qué decir, al final de cuentas, dice. Eso es lo chido de decir las cosas aun cuando nada se diga.
Hay muchas formas de decir la nada.
Velo, así que usted es "S.S.S." Y yo que me preguntaba de qué agencia de espionaje estadounidense se trataba. Gracias amiga, y créame que pasé trauma un rato antes de que quedara como se ve hoy. Jajajaja.
Hada Ángel, siempre es un gusto verla pasar por acá. ;) Siempre de los siempres, además no se lamente de no haber pasado por aquí tan seguido, que usted es de mis podescuchas más fieles. :p
Besos y abrazos para todas!