miércoles, enero 27

Sistemas



Se descubre en los fractales dibujados en los árboles enfermos
una serie de códigos hasta antes idescifrables
(cuentos inventados y sin final),
dejarse envolver por las raíces amargas de meses de abril enhiestos
para volverser carámbanos a los que crecen encuentros,
casi como parques construidos en tornos a un buen motivo.
Los caminos se hallanan para rumbos fijos
-planes de vuelo, bitácoras de viajes interplanetarios
pospuestas indefinidamente-
y los sistemas rectores deshojándose
hasta ser barridos en instantes democráticamente impuestos.
Otra vez caer en ojos perfectos
(no hay mirada mala,
mirada falsa,
que hiera lo suficiente como la navaja exacta,
el escalpelo en mano experta),
otra vez la saciedad de la demora
antes de un paso que no se repite más.
Sonreír,
dispuesto a todo,
ante los sistemas que caen y forman los rompecabezas
incompletos
de las cuentas regresivas hacia decisiones tomadas.
Inintelegibles
-como los sueños,
como los acertijos en la entrada de las tumbas,
como las amenazas de los monorieles vivos-
los sistemas descompuetos.

2 comentarios:

cArDbOaRd wInGs dijo...

"Algún día, en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas." P. N.

Lord Edramagor dijo...

Ah, las profecía siempre son tan deliciosamente perturbadoras.
Gracias ^^
Saludos con abrazos apretados!