jueves, octubre 6

30

No salté en paracaídas.
No planté un árbol.
No viajé al otro lado del océano.
No aprendí una lengua extranjera al 100%.
No publiqué ningún libro.
No me titulé.
No compré una casa.
No saldé mis deudas.
No me gané ningún premio literario ni la lotería.
No dejé de fumar.
No eliminé mis vicios y placeres culpables.
No gané una carrera.
No viajé de "mochilero".
No fue al Festival Internacional del Libro de Guadalajara.
No regresé a Guanajuato.
No conocí al Pirata y al Señor Lagartija.
No obtuve ninguna beca literaria.
No fui a un concierto de Heavy Metal en el Foro Sol.
No empecé a hacer ejercicio diario.
No bajé de peso.
No cambié de carro.
No compré una MacBook.
No hice una película.
No aprendí a nadar.
No aprendí a andar en bicicleta.
En fin.
No hice todo lo malo que pude haber hecho.
Tampoco hice todo lo bueno que estuvo en mis manos hacer.
Pero, a estas alturas, hoy, aquí, puedo decir que ninguna decisión tomada me carcome el alma y ninguna oportunidad perdida me quita el sueño.
Ninguna meta extraviada me es inalcanzable.
Ningún sueño olvidado está bajo un candado inviolable.
Ningún amigo me es demasiado lejano.
Quizá algún día llegue a saber exactamente quién soy yo, pero mientras ese día llega, seguiré riendo escandalosamente, seguiré saboreando cada taza de café, seguiré abrazando a quienes quiero, seguiré besando intensamente, escribiendo para quienes vengan, soñando, acertando, equivocando, ...viviendo.
Yo soy. Hoy cumplo 30 años. Algo me dice que estoy en lo correcto cuando pienso que la vida aún tiene infinitas sorpresas para darme.

El Club de Los Imposibles - Enrique Bunbury
http://youtu.be/esIuZwCUy68

2 comentarios:

Electric Wounds dijo...

la vida hay que vivirla, ynunca arrepentirse de nada , absolutamente nada.

Lord Edramagor dijo...

Suscribo. =) Un abrazo.